17.11.06

nº 355 | Contra la violencia familiar

Ya se encuentra en funcionamiento la Comisaría de la Mujer recientemente fue inaugurada en Parque Quirno. Con personal mínimo y a la espera que se designe al personal, la teniente primero Marcela López, responsable de la dependencia, aclara que por el momento se atiende de 8 a 20 horas, y durante la noche hay un oficial de imaginaria llama a alguna de las comisarías cercanas en caso de que se presente alguna víctima. "Creo que en una semana o en dos vamos a estar completos", asegura la oficial.
Esta comisaría tiene por función "interiorizarse y mezclarse un poquito más con la solución que sean de índole de violencia familiar –señala López–, no sólo contra la mujer sino donde se hallen menores en riesgo, adultos en riesgo. Y se le hace un tratamiento especial, por ejemplo aquella mujer o chico que convive con una persona con problemas de alcoholismo, o con una agresión no física pero si con una agresión verbal (según la ley 12.569 es otra especie de violencia), lo que hace es orientar a la persona a través del gabinete, a través de un tratamiento y aconsejada por un equipo técnico", explica.
¿Hay algún control especial para que la persona violenta no vuelva a la casa enseguida?
–Sería imposible tener un efectivo en la esquina de la casa de las personas que tienen esta medida cautelar; pero se le informa a la gente que tiene el 911, que es un sistema que está trabajando muy bien, y que si tiene a la persona cerca de la casa llame, y se toma una medida aún mayor e interviene el Juzgado de Paz. Una vez que el hombre infringe esta orden judicial que le obliga a estar por fuera de los 300 o 200 metros o lo que fuere de su casa, está entrando en un delito de desobediencia, entonces ya se puede llegar a detener a la persona.
–¿Cómo se conformará el equipo para atender esta problemática?
–Vamos a tener dos abogados, asistente social y psicólogo; todos los días estamos tratando de tener por lo menos dos especialistas en distintos horarios, pero yo creo que en dos semanas vamos a tener el especialista todos los días, y que no necesariamente la gente que tenga que venir sea una persona que recibe violencia familiar, sino el vecino que tiene un problema en particular o que conoce a alguien que tiene un problema puede acercarse a consultarlo, para eso van a estar los profesionales: ellos atienden y asesoran primero y después nosotros tomamos la denuncia.
R.C.